martes, 29 de abril de 2008

Microsoft Vs. General Motors

Este lo recibí en el e-mail y me reí bastante. ¡Disfruten!.
En una feria de ordenadores (la ComDex) Bill Gates hizo la siguiente
declaración al comparar la industria de los ordenadores con la de los
automóviles:

Si la General Motors pudiera desarrollarse tecnológicamente
como la industria de los ordenadores, podríamos todos hoy conducir autos de 25
dólares, que pudiesen recorrer mil millas con un galón de combustible.

Como respuesta, General Motors publicó en la prensa una explicación
(redactada por el mismo Mr. Welch) con el siguiente contenido:

Si la General Motors se desarrollase tecnológicamente como Microsoft, tendríamos hoy autos con las siguientes características:

Su coche tendría al día (sin poder explicar la causa) dos accidentes.

Cada vez que las líneas de la carretera se pintasen de nuevo, debería comprar un coche nuevo.

De vez en cuando, su coche se saldría de la autopista sin causa explicable, y aceptaría el hecho fácilmente, arrancaría de nuevo y seguiría conduciendo.

En el caso de que realizase una determinada maniobra (p. Ej. Una curva a la
izquierda), y el coche simplemente no le hiciese caso, y se negase a arrancar de
nuevo, se vería obligado a instalar un nuevo motor en el coche.

En principio sólo se podría sentar usted solo en el coche, eso sí, podría adquirir
posteriormente Car95 o CarNT, pero debería pagar por cada asiento adicional.

Macintosh construiría coches que funcionasen con energía solar, mucho
más fiables, 5 veces más rápidos y el doble de fáciles de conducir, sin embargo
sólo se verían en el 5% de las calles.

El indicador del aceite, el de exceso de temperatura, y el de batería se reemplazarían por una lámpara general de fallo del vehículo.

El Airbag-System preguntaría ¿Está usted seguro? antes de explotar.

Ocasionalmente se le cerrarían todas las puertas de su vehículo sin razón alguna. Podría no obstante volverlas a abrir con un truco, como por ejemplo, tirar del tirador al mismo tiempo que gira la llave con una mano y con la otra agarra la antena de la radio.

General Motors le obligaría a comprar con cada coche la tarjeta de una firma filial de GM, no importa si no necesita esa tarjeta o si no la quiere. Si tomase la opción de no comprar la tarjeta, su auto se volvería inmediatamente el 50% más lento (o algo peor). En consecuencia, General Motors sería objeto de investigaciones por parte de la Justicia.

Siempre que General Motors presentase un vehículo, deberían todos los conductores aprender de nuevo a conducir, porque ninguno de los accionamientos del coche funcionaría igual que en el modelo anterior.


Sé que es súper vieja, pero me consta lo de 95/NT, además que muchas de las cosas aún se conservan exactamente igual. ¿O me equivoco?

Los archivos NO SON para compartirlos

Este cómic es un poco viejo, y de hecho, fui yo el que lo puse como link en el artículo de la Inciclopedia sobre la SGAE... Pero lo estaba viendo de nuevo, y el mismo desprecio visceral volvió.

Véanlo y comenten uds. Después (cuando tenga tiempo) traduzco para los que no sepan idioma gringo. Lávense el cerebro con lo que la $$$$ quiere que creamos.

(Clic aquí)

Nada que añadir... Más que un guiño de desprecio. Voy a instalar FrostWire ahora mismo.
Edit: Del server me impidieron mostrar las imágenes, así que les dejo el link directo.

martes, 22 de abril de 2008

Linux Mint: Lo que siempre quise de Ubuntu (segunda parte)

Ahora sí va la segunda parte y final, sobre el sistema ya instalado.

3. Instalando el hardware

Cuando el sistema reinició, finalmente, me encontré con que, por primera vez, Grub (el gestor de arranque que te permite elegir entre Windows o Mint) está en modo gráfico por defecto, con el logo del sistema abajo. Un buen detalle. Lo que sí, te deja por defecto para iniciar el sistema con Linux, y si eres el único de tu familia que va a usarlo, dudo mucho que eso sea lo que quieran. Eso se cambia muy fácil, pero no es tan intuitivo: Hace falta editar un archivo de configuración para dejar a Windows por defecto en el arranque (En la sección de tuneo explicaré cómo).

Después de iniciar el sistema, lo vi idéntico a como estaba en el LiveCD. Empecé a personalizarlo de acuerdo a mi gusto. Le cambié el tema de escritorio y el wallpaper, como primera cosa. Pero al final del cuadro de diálogo vi una pequeña pestaña que me llamó la atención: "Efectos visuales". ¿Tendría que instalar Beryl a mano? De pura curiosidad, entré a esa ficha, y me encontré con el cuadro de diálogo que soñé hacía como un año atrás. Cuando le marqué "Extra" entre los efectos, me avisó que no estaba instalado el driver de mi tarjeta NVidia... Y me preguntó si quería instalarlo. Después de aceptar, me pidió la contraseña. Esto es excelente; si algún día tú no estás haciendo nada en el sistema y te pide la contraseña... ten cuidado. O mejor; suponte que le prestas tu sistema a alguien para que lo use. No podrá instalar ni descalabrar el sistema si no tiene la contraseña. En ese sentido Linux siempre ha sido 40 veces superior a Windows, y es la razón por la que le hace la guerra a Unix en el mercado de los servidores.

Bueno, volviendo a la tarjeta gráfica, no tuve que hacer nada especial: El sistema descargó e instaló el driver correspondiente por su cuenta. Me pidió reiniciar el servidor gráfico, cosa que se hace con una sola combinación de teclas. Después de cerrar los programas abiertos, apreté CTRL+ALT+Retroceso. Me pidió mi user y mi password de nuevo, pero el tiempo de carga fue casi instantáneo. ¡Voilá! Tenía finalmente los ansiados efectos que antes costaba instalar, sin haber tenido que meterme a la consola ni una sola vez ni vagar por confusos asistentes escondidos quizás dónde. Hasta el cubo funcionaba.

Nota: Si estás siguiendo los pasos que seguí yo y quieres mirar el cubo, velo
apretando CTRL+ALT+Clic del mouse. Mantén apretado el botón y arrastra.

Respecto al apartado sonido, no tuve ningún drama. Abrí Amarok. Después de construir una base de datos con los archivos de audio que tenía en el PC (ninguno), pude correr el programa. No tuve ningún problema; anda como siempre me ha gustado que se mueva. Después le instalaría XMMS (la versión Linux de Winamp) que me gusta más. Primero vamos viendo el hardware.

Abrí OpenOffice para ver qué era de mi impresora, una multifuncional Canon Pixma MP160. Como esperaba, el driver no estaba instalado. Sin embargo, lo único que tuve que hacer fue entrar al menú, a las opciones de Administración y ahí al item Impresoras. Siguiendo el asistente, instalé el driver de la MP150, que es 100% compatible. ¿Resultado? Ahora podía imprimir. Excelente.

Pero una multifuncional es una multifuncional. Quería hacer andar el escáner. Entre las aplicaciones gráficas, hay una que se llama Escáner de imagen XSANE. Después de un corto tiempo de detección, un asistente me ofreció utilizar mi escáner. Le dije que sí, y elegí el de mi modelo (o uno cercano). ¿Resultado? Podía escanear finalmente mis imágenes y fotos con Gimp. Sin embargo, no me gustó el hecho de que XSane escaneaba demasiado pequeño. O sea, para hacer Annie, yo trabajo a tamaño recién escaneado, normalmente con 2500 píxeles de ancho en las páginas. Entonces tan sólo seguí los pasos que yo mismo puse en este blog hace unos meses atrás, con la diferencia que para ahorrarme tiempo de download, usé los drivers de Canon que había respaldado en un DVD. En esta fue la única ocasión en la que entré a la consola durante toda mi instalación.

Sobre la tarjeta de red e Internet no había nada que decir; si desde el LiveCD ya andaba, con mayor razón una vez instalado. Sin embargo, si tienes una de esas conexiones pseudotelefónicas, que requieren un programa como WinPoET para entrar a internet, te sugiero que le pidas ayuda a tu isp (Servicio proveedor de internet).

¿Quedaba alguna pieza de hardware? Como yo soy medio flojo, me dio paja instalar el driver del fax/módem, ya que nunca lo uso. La tarjeta de TV... No la he querido hacer andar aún porque no tengo señal por estos lares. La mía es una FlyVideo 2000, y si ya me dio miles de problemas instalándola bajo Windows, no quiero todavía pelear contra ella bajo Linux. ¿Se me iba algún otro dispositivo? Ninguno. Excelente. Ahora quedaba configurar el software que usaría.

4. El Software


Una de las cosas que más me agradó de Mint es que, pese a tener el escritorio Gnome, al traer Amarok, deduje que traía preinstaladas las librerías de KDE. Y no me equivoqué. Eso me alegró, porque mal que mal, hay cuatro programas de KDE sin los que no puedo vivir. Ahora paso a detallarlo.

La instalación de software bajo Ubuntu es sustancialmente distinta a la de Windows. Bajo Windows, tú abres un ejecutable, clic en Siguiente, Acepto el contrato, siguiente, siguiente, siguiente, finalizar (a veces es Reiniciar) y ya. Bajo Ubuntu existe una herramienta que automatiza el proceso: Se baja el programa de Internet, lo instala y listo. Esa herramienta, que la encuentras bajo la categoría "Administración" es el Gestor de Paquetes Synaptic.

Cuando lo abres, te pide tu contraseña. Una vez ingresada, tienes una lista gruesa de todos los programas instalables. Para añadir algo, lo único que tienes que hacer es clic derecho en el programa y en Marcar para instalar. A veces te dirá que un programa, para funcionar, necesita de otras librerías o programas. Es cosa de aceptar y se marcarán automáticamente.

NOTA. Por ningún motivo. Repito. POR NINGÚN MOTIVO se te ocurra marcar
absolutamente todos los programas de la lista para instalar. No sólo porque
requerirás de más de 1,6 TB de disco duro y puedes estar hasta 2 semanas
bajándolo con internet de 2 MB; sino porque muchas de esas aplicaciones son para
entornos empresariales, específicos y de red. No queremos tener un sistema tan
sobrecargado que con 7 GB de RAM ande lento, ¿no?

En mi caso, busqué los programas que yo uso. XMMS es el equivalente Linux a Winamp. De hecho, se le pueden poner los mismos skins y los mismos plugins. Eso sí, funciona como el Winamp clásico; los skins y plugins para el winamp moderno no le hacen. Entonces, ahí en Synaptic, en el botón "buscar" escribí XMMS y ya. Aparecieron todos los programas que tuvieran que ver con él. Instalé XMMS más las herramientas requeridas. Después, busqué K3B, una herramienta de KDE que es excelente para reemplazar al Nero Burning ROM. KolourPaint es la otra herramienta que no me puede faltar. KolourPaint es un clon del Paint de Windows; las herramientas son las mismas, pero tiene algunas opciones más y graba en muchos más formatos. Incluso puedes hacer imágenes con transparencia.
Aproveché de instalar Akregator, un lector de RSS para KDE pequeño y de uso facilísimo, que no estorba cuando lo tienes residente y que no te consume casi recursos ni memoria. ¿Qué más? Kdenlive.

KDEnlive es una herramienta hecha para reemplazar al Windows Movie Maker. Y de hecho, Kdenlive es como una fusión de lo mejor de Windows Movie Maker y Adobe Premiere. Si editas video, es una opción altamente recomendada.

¿Más software? KTorrent, zsnes, dosbox y visualboyadvance. Al menos esos uso yo. Si quieres, puedes tomarte tu tiempo revisando qué podría servirte. Si buscas un reemplazo para algo, escribe su nombre en el cuadro "buscar" y te van a aparecer posibles reemplazos o add-ons. Otro que podría interesarte es amule, reemplazo... adivinen de cuál. O VirtualBox, un impresionante reemplazo para VMWare que funciona muy bien.

Wine es otro programa útil, aunque pesa 33 MB. Con este paquete se pueden correr algunos programas de Windows, aunque no es muy eficiente. Sin embargo, es lo suficientemente versátil como para correr algunas aplicaciones. ¿No te gusta Gimp? Instalas Photoshop para Windows bajo Linux usando wine. Incluso he llegado a correr Ares bajo Linux, aunque eso tiende a degradar el rendimiento del sistema y no lo recomiendo.

¿Listos los programas que quieres instalar? Haz clic ahora en "Aplicar" y verás cómo todo el software se descarga solo y se instala. No tendrás que marcar siguiente, no tendrás que hacer nada, en realidad. Tan sólo esperar a que se instalen. Cuando termine, tan sólo cierra la ventana de Synaptic. En muchos casos no es necesario ni siquiera reiniciar el PC, aunque yo sí lo recomiendo cuando instalas grandes volúmenes de software (como ahora).

¡Finalmente! Tenemos el sistema como queremos... Aún no. Falta el último paso.

5. Tuneando el sistema y refinando detalles.

Para quien es exquisito con su propia configuración, esto no queda sólo en el hecho de instalar programas y ya. Quedan algunas cosas por hacer antes de considerar el sistema totalmente instalado y listo.
Partamos por el hecho de que queremos que sea Windows el sistema por defecto al arrancar, para evitar que nuestros padres o familiares se enojen. Apreta ALT+F2. Aparecerá un cuadro de diálogo semejante al de Windows "Ejecutar". Ahí escribe: sudo gedit /boot/grub/menu.lst .

Te va a pedir la contraseña, y después de eso se te abrirá el editor de texto con un archivo de configuración. Busca la línea que dice default 0. Cambia el 0 por un 4. Fíjate bien. Cuando inicias el sistema, te aparece una lista con opciones. La primera es la 0, la segunda es la 1 y así sucesivamente. Si al reiniciar te das cuenta que la opción por defecto no es la que corresponde, repites el comando y corriges el número. Graba el archivo y sal de ahí. Si reinicias comprobarás que ahora Windows es la opción por defecto.

La barra de tareas gris no es quizás lo más adecuado. Con Gimp puedes hacer una imagen de 32 pixeles de alto por 2 de ancho, y hacer un degradado. Para ponérselo a la barra de tareas, le haces clic derecho, y en Propiedades. En la ficha "fondo" puedes especificar una imagen... en este ejemplo, la imagen con el degradado que hiciste.

Ahora, si eres observador, notarás que el menú "Daryna" demora un poco el proceso de carga del sistema. Como yo no soy adicto a ese menú y me acostumbré al estilo de otras versiones de Linux, hice lo siguiente: Clic derecho en la barra de tareas. Clic en Panel nuevo. Personalicé el panel nuevo, y después en "Añadir al Panel" elegí la opción "Barra de menús". Ahí tienes para explorar los distintos applets y ver cuál te sirve. El que te recomiendo tener siempre junto al reloj es el de "Forzar el cierre". Normalmente los programas bajo Linux no se cuelgan, pero, como todos, a veces pasa, y esta pequeña aplicación es tu salvación, ya que Mint no usa CTRL+ALT+SUPR para mostrar un administrador de tareas.

Lo otro. Entra a Synaptic e instala la aplicación para configurar Compiz. Con ello podrás modificar las propiedades del cubo y tendrás acceso a la función "Personalizar efectos" que tengo yo disponible. No; los cambios no son inmediatos y cuando modifiques algún efecto debes reiniciar.

Ahora sí, puedo decir que tengo un sistema tuneado y adaptado, como a mí me gusta. Los skins para XMMS van en la carpeta /usr/share/xmms/Skins, puedes ponerlos en formato .tar.gz, .wsz o como carpeta. Si no puedes modificar la carpeta, apreta CTRL+F2 y escribe sudo nautilus /usr/share/xmms/Skins.

Recuerda siempre que para Linux no es lo mismo hola que HOLA u Hola. Linux sí distingue mayúsculas de minúsculas.

Ahora sí, tenemos un Mint tuneado, personalizado y trabajando. Como a ti te gusta. Hay muchas cosas más que puedes cambiar, pero deberás buscarlas y hurgar por ti mismo. Espero que mi pequeña experiencia con Mint sea todo lo satisfactoria que ha sido para mí. O sea, si comparamos Linux antes, donde la consola era lo único, y ahora, donde sólo tuve que entrar a la consola una o dos veces... Es un cambio grande.

Sé que muchos geek me van a odiar por decir que me alegra no tener que tocar la consola, pero es cierto. Si bien no le tengo miedo a usar la consola, sí es molesto tener que recordar el feroz pedazo de comando para hacer una o dos tareas simples que podrían hacerse gráficamente.

Espero opiniones y comentarios.

viernes, 18 de abril de 2008

Linux Mint: Lo que siempre quise de Ubuntu



Después de bastante tiempo sin actualizar, creo que es hora de que retome el blog como se debe. Como artículo introductorio, les dejo mi experiencia con Linux Mint, y si recomiendo actualizarse a él. Este artículo va en dos tandas, así que disfruten de la primera.

1. Una pequeña historia.

Érase una vez en la que yo estaba muy feliz con mi disco duro. En nuestro PC familiar, mi papá utilizó el disco duro de 120 GB para tener instalado Windows, y yo tuve que conformarme con un pequeño disco duro de 20 GB que compré. Aunque parezca raro, yo era feliz.

Ese disco duro fue utilizado en forma más que intensiva. En su momento lo ocupé como basurero lugar de descarga de mis archivos. Después di el salto y le instalé Ubuntu 6.06. Y yo feliz porque andaba la raja.

Por algunas fallas en mi Ubuntu (que yo mismo provoqué xD), lo formateé e instalé Kubuntu 6.06. Funcionaba bastante bien, excepto por el problemita que el KDE de ese CD no tiene soporte intrínseco para los archivos .deb, y tuve que craneármelas, y resignarme a entrar a la consola para descomprimir paquetes.

Pasó el tiempo. Yo estaba relativamente feliz con mi versión (después volví a Gnome). Sin embargo, cuando me sentí lo suficientemente valiente, quise instalar Beryl. La versión 6.10 estaba en boga, y se venía pronto la 7.04. Miré y me encontré con la desagradable sorpresa que no existía Beryl para Ubuntu 6.06. Algo picado, en eso me enteré que existía Ubuntu Ultimate. Me lo descargué en la universidad chupando banda ancha, lo grabé a un DVD y después lo instalé. Estaba feliz.

Quizás el skin default no era el más lindo, pero lo que me alegraba es que era un buen sistema operativo. Quizás algo inestable, pero con un socotroco de software para no aburrirme, y que no tenía que descargar de Internet en mi conexión horrenda. Y no sólo eso: ¡Traía Beryl preinstalado! Lo único que tuve que hacer fue instalar el driver de mi nVidia y ya.

Pasó el tiempo y me actualicé. Actualicé Ultimate a la versión 1.4. Estaba súper contento. No traía preinstalado Beryl, pero incluía una guía step-by-step, y dejé el sistema andando en menos de una hora.

Después de eso, Yo feliz. A mi disco duro de 20 GB le tenía ocupado 18 con cosas que debía respaldar a un DVD y que no había hecho, y mi sistema estaba tuneado de una forma impresionante. Me había dado la paja de crear un nuevo tema de iconos donde puse los iconos que más me gustaban de cada uno, y había utilizado los recursos de un pack de iconos pensados para Windows en él. Y en eso, ocurre el desastre.

El disco duro de 120, como es típico con Windows, necesitaba formateos periódicos. Y con la de drivers y software a instalar no era digamos lo más rápido. Entonces, opté por hacerles una imagen con Norton Ghost, para que cuando quisieran formatear, tan sólo restaurasen y ya. Todo fue bien, y lo hice una vez. Estaban contentísimos.

Sin embargo, tenía que pasar algo. Y llegó de la mano de mi padre. Cabreado con los virus y el WGA que no paraba de molestar, metió el CD con el backup. Se fue a "Restore" e hizo lo típico que hacen los que no entienden nada de inglés y pretenden usar algo en ese idioma: Enter, enter, enter, yes, enter.

¿El resultado? Mi disco duro de 20 GB estaba destruido con otra copia de Windows XP. En resumen: Tenía instalado 2 Windows XP, uno en el disco de 120, lleno de virus, y el otro, nuevo, en mi disco de 20 GB. Sobra decir que perdí todos mis datos.

Estaba furioso, pero no dije nada. Me hice el que "no te preocupes, puedo recuperar los datos" y bla bla bla. Y quería instalar de nuevo Ultimate, pero teniendo en cuenta que la versión 7.04 ya estaba antigua, quise buscar una alternativa. No quería tampoco una distro en DVD por dos razones:

1. Excesivo tiempo de descarga. Con una conexión de 128 Kbps, créanme que este es un detalle muy relevante.
2. Quería poder usar el LiveCD en la universidad.

Me explico. La universidad tiene PCs poderosos, pero no tienen lector de DVD. Y descubrí que los LiveCD de Ubuntu 6.06 andaban excelente ahí, pero quería algo más moderno, menos limitado. Algo donde pudiera oír mp3 sin tener que instalar paquetes de códecs, y donde pudiera abrir un archivo .rar sin tener que bajar el soporte para ello.

Buscando (con Firefox, eso sí. No aguanté Internet Explorer.), di con Linux Mint. Según opiniones, era "Lo que Ubuntu siempre debió haber sido". Después de sopesar si era eso lo que quería, y de decidir si era mejor ése o quedarme con DSL (sí, péguenme, en serio pensé en usar DSL como mi sistema permanente), me puse a la pega de bajarlo. De bajar la última a ese momento: Daryna 4.0, versión Gnome. Soporté heroicamente casi 2 semanas con Windows (cuando te acostumbras en serio a Linux, te cuesta demasiado soltarlo... es lo mismo que pasa con los Windowseros), hasta que un compañero se paleteó, me lo bajó en la universidad con su notebook, y me grabó el CD. Y corrí a probarlo en los PC de la universidad. No sabía hasta qué punto se abrirían mis ojos...

2. Las bondades de un LiveCD

Lo primero que vi no fue extraño; ya había visto screenshots. El logo de Linux Mint, y la opción de elegir entre iniciar el sistema, iniciarlo en modo seguro o si arrancar el disco duro. Y ya sabía a qué atenerme: Linux Mint sólo existe (al menos en un comienzo) en inglés. Se puede traducir al español con un par de clics, pero requiere bajar casi 45 MB de paquetes, así que no se justifica si sólo se va a usar el LiveCD. Apreté F3 para elegir el idioma del teclado y elegí "Spain". E inicié el sistema.

La carga no fue tan lenta como pensé que sería al ser una versión más nueva. Se comparaba a la versión 6.06. Cuando arrancó X (la interfaz gráfica), sin embargo, se notó más lento. Cuando el sistema finalmente terminó de iniciar, me di a la pega de mirar qué traía por defecto, sin instalarle nada.

Lo primero que notas al abrir el menú (con el logo del sistema y el nombre de la versión), es que... es idéntico en funcionalidad al de Windows Vista (tiene sus diferencias, pero trae la función de buscar un programa con texto), pero no es tan comedor de recursos, anda bastante rápido y el estilo visual se adopta al que estás usando. Después de esa agradable sorpresa, me puse a intrusear los programas.

Partimos bien. En el apartado accesorios están todos los básicos que uno espera, aunque en este momento sólo me acuerde de la calculadora, el procesador de textos, la consola, un diccionario, un analizador de espacio en disco y el mapa de caracteres. En el apartado Internet, veo que trae Firefox 2.0.0.6, Pidgin (sí, Pidgin, ya no traía Gaim) y uno o dos programas que no uso casi pero que son de utilidad, como Thunderbird.

Mi opinión mejoró cuando vi que en multimedia trae Amarok. Quizás no sea la mejor elección para un LiveCD, pero una vez instalado, sí lo vale. Por otro lado, viene con los códecs para MP3, WMA y WMV. No probé más formatos de audio, pero supongo que soporta OGG. Totem para videos, Serpentie para grabar discos y un reproductor de CDs de música, entre otras cosas.

No trae minijuegos como el ubuntu original, pero a mí eso no me importa porque con la PC juego muy poco, la verdad. Para juegos tengo mi vieja AMD K6-2 con Windows 98.

En la suite de oficina, lo que se espera: OpenOffice.org. Con un agradable detalle gráfico al iniciar, que dice "Mint edition". Quizás el cambio no sea mucho, pero da una sensación de coherencia con el resto del sistema.

Y en la sección gráficos, sólo dos herramientas, de las cuales una es indispensable. ¿Adivinan cuál? El Gimp, en su versión 2.4, que al igual que OpenOffice, dice al iniciar "Mint Edition".

Para quienes no sepan, El Gimp es un programa que se viene a parecer a Photoshop en cuanto a funciones y prestaciones, pero es gratuito y libre. De hecho, todas las tiras de Annie están editadas y/o trabajadas con El Gimp, algunas en forma íntegra.

OK. En programas trae lo que se espera. Los probé y funcionan bastante bien. Incluye algunos gags- como un plugin que cada vez que abres la consola te dice una frase graciosa o te cuenta un chiste fome- y una selección de temas de tonos bastante agradables. Sin embargo, el wallpaper no es digamos el más lindo que trae; prefiero cambiárselo. Aquí se nota uno de los primeros grandes cambios.

Las propiedades para cambiar funciones de apariencia ya no están desparramadas entre elementos como "Opciones de Mouse", "Tema", "Ventana", "Tipografía" o "Fondo". Ahora todos están en una sola opción llamada Apariencia, que se divide en tabs, lo que es muchísimo más intuitivo si se trata de modificar algo en particular.

Después, abrí Firefox. Me puse a revisar. Trae Java. Hice la prueba de fuego: Abrí un applet de oekaki. Anduvo excelente. Después entré a Youtube. Ningún problema; pude ver un video sin que Flash me comiera toda la RAM que quedaba.

En general, cumplía con todo lo que yo quería. Después me las arreglaría para instalar Beryl/Compiz o como fuese. Después de las pruebas de fuego, decidí que el sistema era lo que yo quería. El resto fue tan fácil como hacer un doble clic en el icono "Install" del escritorio. Como idioma, aunque no estaba, elegí "Español", porque al instalar se baja los paquetes de idioma como corresponde y acabas con Mint en perfecto idioma castellano.

La instalación... Nada que objetar. Igual de intuitiva que siempre. Incluso estaba el asistente de importación de configuraciones desde Windows; en otras palabras, podía instalar mi sistema Linux y al iniciar el sistema, tendría mis favoritos, mi wallpaper, mis iconos y mis documentos. Sin embargo, no tenía configuración propia bajo Windows, así que pasé de eso por ahora.

Después de navegar mientras se instalaba, y de chatear con mis amigos con Pidgin, me encontré con el cuadro de "Instalación completa". Excelente. Ahora reiniciaría y podría probar efectivamente cómo se comportaba el sistema una vez instalado. Cómo interactuaba con mis dispositivos, y qué tanto tendría que entrar a la consola para hacer andar mi hardware... uno de los mayores puntos negros de Linux en general.

Cómo me fue en la próxima entrega.

sábado, 12 de abril de 2008

Cómic reflexivo

No tengo nada que añadir. Capítulo 17 del PikaCómic, en Pikaflash.com.

jueves, 10 de abril de 2008

lunes, 7 de abril de 2008

˙ǝɹqıl ǝɹɐʍʇɟos lǝp opunɯ lǝ ʎ xnuıl 'sıloɔíʇɹoʇ ǝp

˙lɯʇɥ˙dılɟ/ɯoɔ˙pɐɟʌǝɹ˙ʍʍʍ//:dʇʇɥ ǝp ɐpıuǝʇqo ɐpɐʞıɹɟ

˙oʇıuoq uǝsɐd ol ǝnb ˙opnlɐs-ǝɹɹǝʌ un

˙oɥɔǝɹǝp lɐ ɹɐƃǝll ɐʇuǝʇuı ǝnb ǝʇuǝƃ ʎɐɥ ısɐ unɐ oɹǝd 'sǝʌǝɹ lɐ ʎnɯ ɹɐʇsǝ ǝpǝnd opunɯ lǝ ˙ɐzuɐɹǝdsǝ ɐl oɹǝdnɔǝɹ ıs sǝɔǝʌ ɐ ǝnbunɐ ˙˙˙ɐuǝd ɐl ǝlɐʌ ou ǝnb oʇuǝıs sǝɔǝʌ ɐ ǝnb oɔol uɐʇ ɐʇsǝ opunɯ lǝ ˙˙˙ɹǝɔɐɥ ǝpǝnd ǝl ǝs ǝnb

˙˙˙lɐɯ ǝpuɐ ǝnb sǝ lɐɯɹou ol ʎ lɐɯɹou sǝ olɐɯ ol ǝnb 'sǝlɐɯɹou uos snɹıʌ sol ǝnb ɹɐsuǝd souopuǝıɔɐɥ 'sǝʌǝɹ lɐ opunɯ lǝ souɹǝuod ɐɹɐd ǝʇuǝƃılǝʇuı ǝʇuǝɯǝʇuǝıɔıɟns ol opıs ɐɥ ʇɟosoɹɔıɯ

¡lɐnsɐɔ oıɹɐnsn un ɹod ou! 'ɐɯǝʇ lǝ uǝ ɐɾǝuɐɯ ǝs ǝnb ǝʇuǝƃ ɹod oɥɔǝɥ oƃlɐ 'oǝunʇ ǝɹǝınbǝɹ osǝ oɹǝd 'oʇɹǝıɔ ˙ǝɐɔ ǝs ou opɐǝunʇ uǝıq sʍopuıʍ un ǝnb 'ɐǝʍ ɐʇuɐʇ ǝnb ɐɹɐd ǝnb ɹıɔǝp ɐ uɐʌ ǝɯ 'oɹɐlɔ

˙opɐuǝsıp lɐɯ oɹnd ol ǝp olos ɐƃɐɔ ǝnbɹod odɯǝıʇ oɥɔnɯ ɹod uǝƃɹıʌ opɐʇsǝ uǝ ɹɐsn sǝpǝnd ou 'ɐƃɹɐl ɐl ɐ ǝnb oɹǝd 'opɐpınɔ uǝıq ʎnɯ ɐʇsǝ ǝʇuǝɯɐɔıʇǝʇsǝ 'oɔzouoɔǝɹ ol 'ǝnb sʍopuıʍ oʇɔnpoɹd ns ǝpuǝʌ ʎ ǝpuǝʌ ʇɟosoɹɔıɯ ˙ǝɹqıl ǝɹɐʍʇɟos lǝ soɯǝpuǝɟǝp ǝnb sol uǝ ɹɐsuǝd ǝɔɐɥ ǝɯ oʇsǝ

˙ɐpıʇɹǝʌıp uɐʇ ɐɹǝnɟ ɐǝʍ ɐl ıs oɯoɔ ˙˙˙sıloɔıʇɹoʇ ǝp osɐɔ un ɹɐɔıɟıuƃıs ǝpǝnd ǝʇ ǝnb ol 'ɐzǝqɐɔ ɐl ɹɐɹıƃ uıs olɹǝǝl ıu sıpod ou ɐƃɹɐl ɐl ɐ oɹǝd 'ɐǝʍ ǝnb sɐzınb o oʇuǝɯɐƃǝd lǝ oɔɐs ǝl uǝınƃlɐ ǝnb lɐ oɹǝɹʇǝl un sǝ ǝʇuǝdǝɹ ǝp ˙soɹǝɹʇǝl sosǝ uoɔ olos ɐp ǝs ou ɐɯǝlqoɹd lǝ

˙ɐʇlǝnʌ opɐp 'ouǝnq lɐʇıɔǝɹ unƃlɐ ǝp pɐpıɔılqnd ˙ıs ¡ɐuıʌıpɐ! ˙˙˙uoɔ sɐɹʇuǝnɔuǝ ǝʇ 'ɐlɐɯ ɐl ɐ ɐpɐƃǝd ɐsǝ ǝp 'pɐpıɔılqnd ɐl uǝ ʎ opuɐuıɯɐɔ sɐʌ opuɐnɔ sǝ ɐʇsǝloɯ ǝnb ol ˙ɐpɐu ǝʇuǝɯɐʇnlosqɐ ¿olɐɯ ǝp osǝ ǝuǝıʇ ǝnb? ˙oɹʇuǝɔ lǝ ɹod ɹɐuıɯɐɔ ʎ ɐsɐɔ nʇ ǝp ɹılɐs sɐpǝnd ǝnb lɐɯɹou sǝ

˙ǝʇuɐsǝɹǝʇuı ǝʇuɐʇsɐq oƃlɐ uoɔ ǝɹʇuoɔuǝ ǝɯ qǝʍ ɐl ɹod opuɐƃǝʌɐu

Quién hizo borrar tu video de Youtube

El tema es un poco useless, pero veo al blog súper muerto. No es mi culpa; he estado sumamente ocupado. Espero esta semana desde el miércoles retomar mi ritmo. Por mientras, les dejo esto.

Estoy seguro que alguna vez subieron un video a Youtube y después de unas horas, días, semanas, no sé, se los borraron alegando protección de autor.

Pues bien, he aquí la lista de las entidades, personas, empresas y weá que en vez de ver a youtube como un medio de anunciamiento, lo ven como una plaga que hay que erradicar. Estas son las empresas a las que habría que calcinar...

http://googlified.com/files/who-deleted-your-youtube-videos.html
(No, no pongo la lista directamente acá porque es demasiado larga).

martes, 1 de abril de 2008

So... I herd you liek Mudkipz?

Sin palabras.
Puedo decir que la broma de DeviantArt para el April's Fool Day es una de las mejores que hayan hecho.

Llegó al punto que incluso ¡una imagen que hice fue destacada! Tiene que haber sido mucho para llegar a ese grado... xDDD

Haz clic aquí para ver la Galería Mudkip. xD ¡Disfrútenla! Hay tanto imágenes de amor como de odio.
Y estense pendientes, en estos días se nos viene un reportaje completo sobre Linux Mint.

Edit 2-4-8: Vi lo de la película de Zelda. El trailer estaba bueno, pero no me interesó en lo más mínimo. Quizás sea porque nunca me gustó la saga completa, con cuea jugué The Past of Link, y que encuentro que Zelda es una versión Nintendera de Frodo (o lo que debería haber sido Frodo). Bueno, es mi opinión, así como otros muchos odian Pokémon y a mí me gusta.