martes, 26 de mayo de 2009

Debian Lenny [2 de 2: Prueba/Opinión]

Cuando reinicié el PC (sé que no era necesario, pero cuando me di cuenta ya había mandado la orden reboot), abrí gnome. Lo primero que comprobé es que arrancaba más rápido que Ubuntu, Mint u openSUSE en esta laptop.

Empecé a mirar los programas que gnome traía por defecto. Absolutamente nada extravagante o nuevo; lo que sí encontré directamente win de Debian es que los códecs para mp3, wma, asf y wmv venían preinstalados.

Gnome (versión 2.22) andaba regularmente bien. Y digo regularmente porque la velocidad no era lo que yo diría la mejor. Sin embargo, se lo achaqué a la RAM. Por otro lado, probé a instalar wine, temeroso que la experiencia fuese tan mala como con Edubuntu. Abrí un par de juegos sencillos con él. ¿El resultado? Andaba mejor de lo que supuse. Cuando abrí I wanna be The Guy, pude comprobar con deleite que cuando el niño explotaba, el juego no se ponía lento. Por supuesto supondrán lo mucho que eso me gustó.

Lo mejor de todo es que probaba y probaba y probaba software de distinto tipo (desde druglord hasta Digsby), y el sistema nunca se me cayó. Error; corrijo. Se me cayó sólo cuando abí OpenArena.

Después de lo dicho, instalé mi tablet, una Genius MousePen 8x6, siguiendo los pasos descritos aquí.

Una vez probada toda la plataforma, la encontraba un tanto lenta. Me pregunté si MicroXP seguía siendo la mejor opción para mi note. Sin embargo, me quedaba un experimento que quería comprobar antes de cualquier cosa.

Metí el primer DVD de Debian, reformateé e instalé el sistema, ahora con KDE. Sí, tuve problemas al no crear una password de root, así que rehice la instalación. Una vez instalado el sistema, con todo el software que correspondía, reinicié... abrí kdm y después de poner mi user y mi password...

Volaba.

KDE volaba en mi note. No podía creerlo. Abría programas, y era casi instantáneo. La única pega fue instalar ndiswrapper, meter el servicio en el sistema, después el driver de la tablet, y a usarlo se ha dicho. Le activé algunos efectos de escritorio pero se los saqué en honor a la velocidad del sistema. Probé a abrir los programas. No venía Amarok, pero la instalación con apt-get fue instantánea. Corrí todos y cada uno de los programas por defecto, y todos andaban muy bien y rápido.

Así estuve, usando KDE durante un par de días, hasta que actualicé mi laptop poniéndole 512 MB de RAM más, y después de hacer un backup más, le metí Windows 7. Pero esa es otra historia.

Mi opinión personal

Sinceramente, cuando bajé Debian, temía que fuese una instalación muy difícil, sobretodo por el asunto de no saber qué paquetes necesitaría para qué, pero con el instalador gráfico, el proceso fue muy sencillo; incluso más que la de Ubuntu (aún corriendo el instalador en modo experto).

El DVD no era live, pero no importa. La cantidad de software disponible es inmensa, y si sabes lo que quieres, no te demorarás más de unos segundos en tener tu programa.

Me es inevitable comparar Debian con respecto a otros sistemas Linux que he usado. Desde Xubuntu (récord de fallas y faltas de interfaz), Ubuntu Ultimate 1.2, 1.4, Linux Mint Daryna/Elyssa, Linux Mint Elyssa XFCE, Ubuntu, Kubuntu, OpenSUSE 10 y Puppy Linux. Entre todas esas, me quedo con Debian. Es un sistema, tal como lo remarqué, tan estable como una roca enterrada en la playa. Linux Mint vendría en segundo lugar, tanto por su atractivo tema visual por defecto como por las Mint tools. Y en tercero vendría Puppy Linux, que pese a tener una interfaz que no es de mi completo gusto, andaba muy suelto (era la idea) y rápido.

Debian peca de ser ligeramente feo, pero una visita rápida a gnome-look, kde-look, xfce-look o debian-art es suficiente para cambiar eso.

No pude comprobar cómo va Compiz en mi máquina, así que no puedo dar detalles al respecto.
Si se me pide una recomendación, pruébenlo. El sistema no se caerá muy fácilmente, y es algo que se nota desde el principio mismo si se compara con cualquier otra distro derivada de esta. Recordemos que Debian es el papá de Ubuntu, y por tanto, el abuelo de muchas otras distros basadas en este último.

Recomiendo además bajarse las versiones en DVD. Ahorrarán muchísimo tiempo instalando software en el futuro.

Oh, y la ficha técnica.
Sistema operativo: Debian Linux
Kernel: 2.6.26-1-686 (Al menos la que usé)
RAM mínima: 44 MB para un sistema console-only, 128 MB para Gnome/KDE, 64 MB para LXDE/XFCE.
Espacio en disco: La instalación estándar (sin añadirle nada) ocupa aproximadamente 2,2 GB de disco. Varía un poco dependiendo del entorno de escritorio.
Sitio web: http://www.debian.org.

PD: Ah, por cierto, como dato. No tomé screenshots de KDE porque en su momento me olvidé. Sin embargo, pueden ver una captura que saqué out-of-intention: http://htfcuddles.deviantart.com/art/Debian-KDE-122926854.
PD2: XMMS ya no existe en los repositorios de Debian. Tuve que instalarlo manualmente desde otro source.

No hay comentarios.: