domingo, 2 de septiembre de 2007

Llegó el momento: ¡NO A LA SCD!

Es increíble, realmente increíble. Acabo de poner un post, ¡y me veo en la necesidad de poner otro!
Con una hora de diferencia entre uno y otro... Pero esto ya es... bah, vamos al grano, que mis ojos arden de rabia.

Hace tiempo atrás, yo hablaba sobre "Copia este Libro", de David Bravo, y terminé comentando que suponía que aquí en Chile no iban a caer en los abusos de la organización española.

"¿Qué pasará si empiezan a molestar? ¿Si en el congreso aceptan proyectos de ley al respecto? Lo único que puedo decir, es que si alguna cosa de esas se llegase a suscitar, hay que protestar puro y duro. No podemos aguantar que nos avasallen, que nos dominen, como la SGAE lo hizo en España. La SGAE, liderada por un músico, querido, antes que empezase todo esto.

Fernando Ubiergo, te lo digo con mucho cariño, como fan: Ten cuidado. Yo sé que tú eres el líder de la SCD, y que tú estás en contra de la piratería. Pero así como tienes miles de seguidores, y miles de fanáticos, tanto viejos como jóvenes, puedes perderlos en forma estrepitosa si llegas a meterte con nosotros, los cibernautas."

Fecha: Martes 10 de Abril de 2007
Artículo: "¿Qué hay de nuevo?"

¿Alguien recuerda esto? Pues bien: El momento de protestar ha llegado.
Miren lo que me encontré en quemarlasnaves.net:

"Sepa usted que en estos momentos uno de los temas más candentes en el Congreso Nacional es la tramitación de un proyecto de ley que pretende modificar nuestra vetusta ley de propiedad intelectual que data de 1970.

Dos son los fundamentos de gobierno para hacer esta modificación. La primera, la necesidad de aumentar las penas para la piratería (cosa que no sorprende a nadie, dado que es lo que vienen haciendo desde la vuelta a la democracia: aumentar las penas por delitos) y también equilibrar de una vez por todas los intereses de los titulares de derecho de autor con los intereses de todos nosotros.

Pero como se podrán imaginar, son todos comunistas hasta que les tocan el bolsillo. En una actitud desesperada e histérica, la Sociedad Chilena de Derecho de Autor (SCD) hizo circular internamente entre sus asociados un comunicado donde intentan explicar porqué esta modificación sería perjudicial para los músicos de Chile. Lo resumen en tres puntos que en otro lado explico con detalle: se oponen a la modificación del sistema de tarifas, se oponen a la existencia de una “super excepción” (sic) y, acá viene lo bueno, apoyan la existencia de un canon por copia privada, igualito de lo que existe en España.

Para los que no saben, en España existe algo que se llama copia privada con compensación remuneratoria (conocido como canon). Esto significa que por cada pieza computacional o técnica que pueda reproducir archivos, debe cargarse a su precio una cantidad de dinero que debe ir a los titulares de derecho de autor, administrados por las entidades de gestión, en España para el caso de la música, la SGAE.

Esto significa que en España se pagan, adicionalmente a su precio, €16.67 de canon (ch$12.000 aprox.) por cada grabador de DVD que se compra, 10 euros a cada impresora multifunción, 14 euros por cada reproductor de MP3, y 140 euros por una torre de 100 dvds vírgenes.

Es una especie de impuesto que tiene destinación especial. Es como si los dueños de supermercados quisieran imponer un impuesto especial para sobreponerse ante las pérdidas de los robos hormiga. A ver cuantos de nosotros apoyaríamos la moción.

Mientras muchos rasgan vestiduras por la disminución sostenida de las ventas de los CD de música, culpando a esos piratas malolientes y sin escrúpulos, las descargas P2P se multiplican y cuando los artistas visitan países remotos como Chile, somos capaces de llenar el Victor Jara cuando toca White Stripes o The Strokes. Según datos del INE, el año 2005 más de cuatro millones de chilenos asistieron a espectáculos musicales, tanto gratuitos como pagados. Siendo que somos un país de un poco más de 16 millones, la cifra no suena del todo mal.

[...]

Me imagino que a casi todos los que visitan este sitio son amantes de la música. Pero una industria que huele a naftalina, como la industria musical actual, no puede sobrevivir a costa de nuestros bolsillos. Una iniciativa como la que pretende imponer en el Congreso la SCD, más que beneficiar a los músicos de Chile, pretende gravarnos con una carga que no tenemos porqué soportar. Desde acá rechazamos completamente la medida, que injustamente pretende que seamos los amantes de la música los que tengamos que pagar los platos rotos de una industria que no sabe cómo adaptarse al siglo XXI."
Suena hermoso, ¿no? Sí, claro, tan lindo como que una tortuga mordedora se cebe con tus órganos genitales. Ahora, algo que se puede deducir fácilmente es que se seguirá la moción española: Los músicos NO van a recibir mucho aumento de ingreso por la weá. Además, van a tener que ponernos guardias para vigilar qué copiamos, qué reproducimos y qué no. Si se llega a aprobar la cuestión, la única beneficiada va a ser la SCD y ya no vamos a tener que estar apoyando a nuestros hermanos españoles: ¡Vamos a tener que pelear contra la situación aquí, localmente!

Quiero citar algo que encontré en FayerWayer.

"La gran mayoría de mis amigos son músicos, y casi todos viven (comen, pagan el arriendo y crían a sus hijos) gracias a los recitales en vivo. La música la regalan en sus páginas web, liberándolas con licencias Creative Commons. Cuando utilizan una canción en una película, en una serie de televisión o en un aviso publicitario, les pagan un valor justo en relación a la utilización de sus obras. Pero lo mejor de todo, es que la piratería simplemente no es un tema, ya que no vale la penar piratearla cuando la puedes bajar gratis por internet. Así funcionan los músicos en el siglo XXI, sin necesidad de una “industria”.

Me sorprende que dinosaurios como la SCD (o la SGAE de España, o la RIAA de EE.UU.) simplemente no entienden cómo funcionan los canales de distribución hoy, y cuando tratan de actualizar sus métodos para el mundo moderno, terminan perjudicando lo que realmente importa: La música."

Por cierto, ya les quiero ver cuando en vez de pagar $90 por un CD ($180 por uno de marca) o $190 por DVD ($300 por uno de marca, o $2500 por uno de doble capa), tengan que pagar $120, $230, $350 o $3200. O si necesitan comprar CDs en cantidades grandes para hacer múltiples copias o backups. Si tengo una empresa y necesito 30 DVD para respaldar definitivamente todos los datos antiguos de todas las transacciones desde que abrimos hasta la fecha. O si me caso y quiero regalarle un DVD con la filmación de la boda a cada uno de los asistentes... Suena muy lindo, ¿cierto?

Ni siquiera eso. Quiero comprarme el CD de Twisted Sister "A Twisted Christmas" original. En Feria del Disco, cuesta ¡$17.000 pesos siendo que por Amazon lo puedo pedir en $10.000! Si esta cosa se aplica, por ese mismo CD que cuesta diecisiete lucas voy a tener que pagar 22. ¿Que es un disco extranjero y el arancel no va? Entonces veámoslo desde el caso de un grupo chileno: El disco "...Con Cover" de Los Mox ya cuesta $7.990 en Feria del Disco. ¿Cuánto me va a costar ahora ese CD? Medítenlo ustedes, si es que compran CDs de música.

Ah, por cierto, si llegan a aplicar este arancel ("canon", como le llaman los españoles), tengan por seguro que voy a bajar, bajar, bajar, bajar y a copiar en CD, porque ¡Ya nos están cobrando! Si ya les pagamos la "descarga ilegal" al momento de comprar el disco, entonces ¡Está justificado! ¿O no? No sólo eso: Cuando grabe mis CD con distros de Linux o respaldos de cosas que hice yo mismo, de las cuales YO poseo el copyright, voy a llamar a la SCD a exigir la devolución de los pesos. A ver si me tramitan como en España... Estoy seguro que sí, pero las grabaciones se van a hacer muy populares.

Partí con la noticia desde Sieteblog, y la amplié en FayerWayer y en Quemarlasnaves.net.
Una última cosa: Ya me catalogaron de pendejo electrónico. Si la SCD nos llega a poner algún epíteto, tengan por seguro que los apodos que se van a ganar ustedes como organización van a ser peores. ¡Ah! Una última cosa... Disculpa Fernando si pareciera que te hablo a ti o alguna cosa, pero es que tú eres el presidente de la SCD... Ten cuidado, no vayas a acabar como Teddy Bautista...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Al habla Dai:
Yo no sé mucho de este mundo de las discográficas, la piratería, y en definitiva no tengo muchos conocimientos sobre estos campos legales, pero lo que veo yo es el resultado de una mala gestión de parte de los jefazos que están arriba de todo. Ellos que defienden tanto la cultura y que odian la piratería, acaban sobreponiendo su interés económico a que todo el mundo pueda acceder a su tan amada cultura. Vergonzoso.

Un saludo Víctor ^^

Deses dijo...

A esos la cultura se la suda y hasta la odian, porque es pública.
Ven que con su sistema de negocios actual van a tener solo un coche cada uno y les falta cerebro para cambiarlo. Y eso les jode. Por eso llaman pirata a todo el mundo (cuando el único modo de piratear la música es venderla o colgarla en una web).